Puedes subscribirte a Temas de Enfermería desde aquí.

Los Tiburones del Paraná. Personas con discapacidad que nadan en el río. Testimonio: “Una historia de amor y superación”


eri nadando

De Marta Susana Thorne, mamá de Erika, Atleta de la ciudad de Pergamino.

Para poder dar testimonio de la dimensión que tiene para mí la experiencia de nado en aguas abiertas de Erika, tengo que contarles un poco la historia de mi hija.
Tiene hoy 26 años llenos de experiencia y vivencias muy fuertes.
Erica es una persona con síndrome de Down, y no fue fácil encontrar personas que se interesaran fuera de lo convencional (escuela especial o grupos especiales). Desde muy temprana edad ella se intereso por la natación, fue a un club de verano y junto a su hermana le enseñaron sus primeros pasos en el nado, a los 10 años comienza a entrenar en pileta climatizada en la ciudad de Pergamino donde vivimos. Juntas comenzamos a nadar hasta que una profesora se interesó y le fue corrigiendo el estilo, al año comienza a participar en eventos de natación en diferentes lugares del país donde fue creciendo como nadadora, logrando premios nacionales por muchos años. A los 17 años tiene la oportunidad de representar a nuestro país en Olimpiadas Especiales, en Carolina del Norte en EEUU a nivel mundial, cosechando una medalla de oro en 100 metros libres y medalla de bronce en 50 metros libres. En forma particular les agradezco a los profesores Carolina Acuña y Fernando De Mayo, por su dedicación para que Erika fuera muy bien entrenada a ese torneo Mundial.
Luego de esa vivencia tan fuerte siguió nadando y entrenando con mucho tesón y viendo otros nadadores que nadaban en aguas abiertas, expresa que ella también quiere nadar en el río.
Por dos años busque cómo podía llegar a cumplir su sueño, y toda la familia estaba en esa búsqueda, hasta que mis padres que vivían en la ciudad de Rosario, me enviaron un diario donde le hacían un reportaje a Patricio Huerga y sus tiburones de Arroyo Seco.
Me comunique con Patricio y le pedí si podía integrar a ese grupo de nadadores a mi hija, fuimos recibidos con un gran amor y alegría por todos, Erika se integró muy rápidamente, y ese mismo año pudo participar en la posta de ROSARIO – ARROYO SECO, de 30 Km. y no dejo de nadar con ellos hasta hoy.

Desde hace 8 años es un tiburón mas, que entrena todo el año en nuestra ciudad y cuando se aproxima la fecha del evento viajamos a Arroyo Seco para que entrene en el río con sus amigos.
No puedo expresar con palabras qué siento cuando veo a esos jóvenes con diferentes posibilidades, nadar en esa inmensidad de agua cubriendo diferentes distancias para demostrarse y demostrarle al mundo que ellos pueden y hacen cosas importantes que muchos no se animarían a hacer.
Tanto los profesores como los atletas que integran ese grupo maravilloso de personas, junto a sus familias, están haciendo una historia de amor y superación

que es un ejemplo para mucha gente que dice que no se puede. Si ellos pueden, todos tenemos la obligación de poder superarnos y crecer como lo hacen ellos.
Cuando se hizo la travesía desde la ciudad de Santa Fe – Arroyo Seco, teníamos por delante 200 Km. de distancia que recorrer, íbamos en dos barcos, los profesores, los chicos y las mamás que podíamos ayuda. Se nado de día y de noche, a Erika le tocó estar dos veces en el agua mientras estaba oscuro, cuando salió del agua en una de las postas me dijo, el agua está tan fría que me pincha, yo no me tiro más. La abrigué bien, tomó caldo caliente y durmió hasta que le tocaba otra vez nadar, ya era de día y cuando le pregunté si iba a nadar, se levantó, se puso la malla y fue otra vez a nadar sin recordar el frió anterior, justo en ese trayecto le toco cruzar el Puente Rosario-Victoria, donde los barcos le tocaron bocina en señal de triunfo, fue para ella un gran honor
Pero lo que a mí me dejaron de enseñanza estos eventos, es que entre todos se complementan para poder realizar una de esas pruebas tan difíciles, porque si bien hay un grupo de nadadores más experimentados  y que nadan con mayor velocidad que el otro grupo, al grupo de nadadores que le cuesta avanzar más, les da el tiempo necesario para que descansen un poco más, y es justo lo que todos tenemos que aprender, porque individualmente serian metas muy difíciles de alcanzar, pero unidos, cada uno a su paso y con sus posibilidades hacen el camino a recorrer más liviano.
La obra que hace Patricio junto a su equipo es de una importancia tan grande que es referente para imitarlo, no sé si en otro lugar del mundo se hace esta experiencia, pero no veo que en nuestro país se le dé el lugar que tiene que tener. Sería muy positivo que se pudiera difundir en forma masiva para que otros padres pudieran tener posibilidades de poder dárselas a sus hijos.
Cuando miro para atrás veo a muchas personas que con su dedicación le dieron a mi hija y a otros muchos jóvenes la posibilidad de realizar sus sueños y también sentir que pueden hacer pruebas difíciles, donde muestran su coraje para vivirlas.

Fuente: http://www.tiburonesdelparana.com.ar/Home.htm

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: