Puedes subscribirte a Temas de Enfermería desde aquí.

Comunicación, Liderazgo e Integración Grupal. Análisis de una Situación.


La consigna consiste en realizar un análisis pormenorizado de cómo se manifiestan los procesos de Comunicación, Liderazgo e Integración Grupal de los distintos miembros de un grupo, en este caso en particular, integrantes de un Grupo de Estudio de Reiki. Utilizar la técnica FODA para mostrar la relevancia de los distintos factores.

Desarrollo del análisis

A partir de las tres dimensiones o niveles de Comunicación (intrapersonal, interpersonal e institucional, en función al destinatario hacia el que va dirigida) intento realizar un análisis de cómo se manifiestan en el Grupo de Estudio de Reiki (cuya duración fue de seis meses con encuentros semanales de 5 horas) los procesos de Comunicación, Liderazgo e Integración Grupal de los distintos miembros.

En cuanto a la dimensión interior o intrapersonal de la comunicación el punto a desarrollar es qué me digo. Cómo me comunico conmigo es un proceso que está atravesado por el autoconcepto, la autoestima y la autoimagen. Y, a su vez, la calidad y el signo (+ o -) que prevalezca en esta comunicación (que es continua) influye sobre los tres parámetros antes mencionados. En este punto me pregunto ¿soy objetiva al juzgarme? ¿soy un juez inflexible y rígido? ¿en dónde me posiciono? En respuesta a estos interrogantes, expreso que a la salida de cada uno de los encuentros tenía percepciones y sensaciones distintas, enmarcadas en posiciones intermedias entre lo positivo y lo negativo, con matices diferentes según las vivencias de cada encuentro.   ¿Qué me digo frente a determinados pensamientos y sentimientos? Que, en ocasiones, es mejor mantenerlos en reserva. Percibo problemas y debilidades a nivel personal con mayor claridad que las potencialidades. Conozco acerca de los beneficios de una retroalimentación positiva sobre uno mismo y las estrategias para elaborar pensamientos e imágenes más positivas (modelo, alabanza, auto – retroalimentación positiva, reconocimiento y visualización) pero sucede que debiera realizar refuerzos permanentes para aplicarlos con cierta continuidad. Podría decir que no soy objetiva en esta instancia y que mis esquemas referenciales no son lo suficientemente flexibles al momento de autoevaluarme.

En cuanto a la dimensión interpersonal  de la comunicación en el grupo es preciso aportar algunos datos acerca de su constitución. Se trata de un  grupo

de cinco cursantes y una docente. Grupo pequeño (tamaño) prima el afecto sobre el interés primario e informal por definición. Se caracteriza por su heterogeneidad en cuanto a edad y formación, factores culturales, habilidades cognoscitivas, interpersonales y técnicas. La comunicación no verbal es la más significativa. También es preciso reconocer que si bien las palabras no ejercen la mayor influencia, son instrumentos esenciales de la comunicación personal y cultural. Sucede que mediante el proceso de construcción socio cultural, cada persona desarrolla variaciones con las otras personas al definir las palabras. Aunque los significados denotativos son iguales, los significados connotativos varían entre las personas porque estas poseen diferente cultura y diferente preparación formal y no formal. Por ahí, con la docente y tres de mis compañeras existe una comunicación más efectiva que con las restantes. Pienso que la influencia de las percepciones de cada una respecto de la otra y el hecho de encerrarse en sus ideas y no tener apertura para intentar comprender y valorar otros puntos de vista interfiere en el proceso. La comunicación, desde esta perspectiva es ineficaz. Es posible que exista la influencia de los prejuicios personales.

Barreras para el diálogo: diferencias en las pautas culturales y de percepción, en las motivaciones y expectativas y en los intereses y objetivos personales.

Fortalezas para el diálogo: ambiente físico muy confortable en cuanto a claridad, temperatura, amplitud, decoración y música relajante o estimulante según la ocasión; autoridad formal conciliadora; no hubo posibilidad de distorsión de la comunicación (rumores) ya que no estábamos en contacto durante la semana por cuestiones de distancia, trabajo, no manejo de  herramientas de Internet, entre otras.

Reglas de la comunicación: el Reiki nos enseña a utilizar nuestra energía vital perfeccionando las técnicas y aprendiendo a compartirlas con los demás a los efectos de lograr cambios en nuestra vida personal, familiar y social. Desde esta óptica, no sólo el contenido y la entonación del mensaje son importantes sino, y sobre todo, lo gestual, el movimiento y lenguaje corporal y a veces la propia inmovilidad.

  • La verdad es lo que entiende el receptor y no lo que dice el emisor. El mensaje de la docente, a pesar de ser claro para tres de las cursantes, la decodificación es dificultosa para las restantes y, si bien la docente busca la retroalimentación de manera continua, en general, a la salida del encuentro, las percepciones acerca de lo vivenciado son distintas (la realidad no existe, existen las realidades de cada uno)
  • La comunicación eficaz tiene que generar tres efectos:
  1. Transmitir nuestra idea al interlocutor de la manera más fiel posible (comprensión) y depende de un acertado manejo técnico
  2. Ser creída (confiabilidad) Si bien esta cualidad es del emisor, pertenece al receptor, él la otorga.
  3. Ser utilizada (transformarse en acción) Está relacionada con la capacidad de motivar (persuadir)
  • Códigos pedagógicos: si bien se explicitan los contenidos y se intenta trabajar con códigos comunes, quizá se subestime la importancia de iniciar con el nivel real de los participantes. El ordenamiento de los mensajes no siempre sostiene las pautas básicas de ir de lo simple a lo complejo, de lo conocido a lo desconocido, de lo concreto a lo abstracto, de lo fácil a lo difícil y de lo general a lo particular. Puede percibirse un cierto desorden que nos lleva a confusiones y a la necesidad de retomar una y otra vez algunos contenidos en detrimento de otros que también es necesario conocer.
  • Liderazgo: la docente nos moviliza, nos orienta para fortalecernos y para integrarnos proyectando un futuro deseado, posible y mejor; encarna los valores que podrían conducirnos hacia resultados positivos; en cuanto a las creencias: firmeza en sus convicciones y en cuanto a la transmisión (el cómo) la falta de formación pedagógica interfiere negativamente.
  • Estilo de liderazgo: democrático en líneas generales. En todo momento guía hacia la participación homogénea (a pesar de la tendencia a las polarizaciones); concilia en las decisiones, maneja de manera apropiada el conflicto; integra. Coordina actividades y busca generar un clima emocional distendido y relajado (nos muestra su aprecio con detalles delicados como invitaciones para compartir té con masas al final de cada encuentro, presentes para las festividades, llamadas telefónicas para saludar) La productividad del grupo supera la sumatoria de las productividades individuales, a pesar de las barreras mencionadas. Dentro de la estructura del grupo los roles están bastante claros en cuanto a quién lidera y quiénes son influenciados y las pautas o normas: pocas y positivas (asistencia, arancel mensual, pautas orientadas a la integración, entre otras)
  • Poder: personal, legítimo y de referencia (se transforma en modelo)
  • Fuentes de autoridad: formal por el cargo, moral por la coherencia interna y técnica por los conocimientos apropiados, las habilidades para generar confianza, motivación y cooperación, nos hace hincapié en la diferencia entre sabiduría y conocimiento. Esto germina en mí y busco materiales hasta encontrar un artículo científico realizado por enfermeras en el que puntualizan estas diferencias sobre la base de distintas teorías y modelos. Transfiero estas adquisiciones a cursantes de la Carrera de Enfermería.
  •  Mensaje: es confiable y se transforma en acción, es inadecuado cuando no se comprende. Una de las barreras es el desconocimiento, por parte de la docente, de estrategias de enseñanza aplicables en función del diagnóstico de la situación de aprendizaje.
  • Dinámica grupal: cada uno de los integrantes responde al estilo de liderazgo que predomina en el grupo, no se da un estilo puro tal como uno lo estudia, sin embargo los atributos del líder democrático dominan esta interacción. Por ahí uno tiene un liderazgo circunstancial o situacional cuando comunica algo que sabe mejor o más ampliamente que los demás. Graciela Chamut sostiene en su producción sobre Dinámica de Grupos que  “la conducta en y del grupo se concibe como una combinación momentánea de la tendencia hacia el trabajo y la tendencia hacia lo emocional “ Este pensamiento es muy interesante ya que da idea de dinamismo, cambio, ambivalencia. La comunicación interpersonal (de cada uno con el otro) influye en la dinámica grupal, por ejemplo: los aspectos no comprendidos por dos de las cursantes impiden el avance en los conocimientos y esto se traduce en un clima más tenso y, por ahí hasta conflictivo. Lo que el otro hace o no hace y lo que dice o no dice genera una situación emocional que determina ese clima. El estilo de liderazgo utilizado por la docente contribuye en la creación y sostén de lazos afectivos que se traducen en actitudes de colaboración y cooperación mutua.

FODA

Fortalezas

  • Las personas: motivadas; con la determinación de alcanzar la meta; confianza mutua, valor para afrontar y correr riesgos en el manejo de otras personas a las que aplicábamos las técnicas aprendidas; calma en cuanto a conocer, manejar y direccionar las propias emociones.
  • Grupo: la apropiación de los conocimientos y las destrezas es más integral porque se tienen en cuenta las distintas ópticas y hay una mayor aceptación de las soluciones propuestas.
  • Progresos en la construcción de los lazos afectivos (tres de las personas nos visitamos y mantenemos contacto por e-mail)
  • Avance progresivo en la cohesión del grupo producto del tiempo compartido, tamaño reducido, prácticamente no hubo amenazas externas.
  • Comunicación: alta motivación; promoción de la expresión emocional (frustración, satisfacción, alegría, enojo, incertidumbre, otras)
  • Posibilidad de localizar y valorar alternativas de acción grupal
  • Clima afectivo, atmósfera distendida, cordialidad, respeto por las opiniones individuales, contacto visual mantenido y promovido (resignifica como ser humano ya que la relación humana pasa por la mirada)
  • La disposición del mobiliario orientada a promover las siguientes características del lenguaje corporal: apertura, simetría, confianza y sintonía.
  • En cuanto a la efectividad de la comunicación durante el proceso: explayar una idea hasta agotarla (no siempre se logra, pero valen los intentos); sintonizar palabras, tonos y lenguaje corporal.

Oportunidades

  • Realizar nuestra práctica de las técnicas de Reiki en voluntarios para adquirir habilidades específicas.

Debilidades

  • Apreciación personal subjetiva: prejuicios y propósitos no manifiestos en una de las cursantes y resentimiento en otra.
  • Presiones de los miembros en mayoría para lograr la aceptación de los objetivos de trabajo propuestos (¿desventaja o necesidad?)
  • Mayor consumo de tiempo en el análisis de los temas que si se tratase de un análisis individual.

Amenazas

  • Problemas para abonar la cuota mensual del curso.
  • Una de las cursantes tiene un embarazo patológico que preocupa y produce ansiedad y temor por la salud de la madre y el niño.
  • Desarticulación de las redes de roles y relaciones por las ausencias repetidas de la persona con mayor fuerza mental y más predispuesta a colaborar.

Producción individual presentada en el marco del Seminario sobre Dinámica de Grupos, Comunicación y Liderazgo  de la Maestría en Educación Médica | UNT | 2005

Maestrando: Lic. García, Elina Edith

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: