Primera carrera de Enfermería con orientación Materno Infantil. Instituto ARCIS, 2012

Una iniciativa del Instituto de Arte y Ciencias de la Salud

En marzo próximo comenzará a dictarse la primera

Carrera de Enfermería con orientación Materno Infantil

El Instituto ARCIS (Arte y Ciencias de la Salud ) –incorporado a la enseñanza oficial por la Dirección General de Educación de Gestión Privada (DGEGP) del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires- anuncia el comienzo del dictado de la carrera de Enfermería con orientación Materno Infantil a partir de marzo de 2012.

“La nueva carrera será diferente ya que estará dedicada a la madre y el niño; y ofrecerá una formación personalizada y humanística para la justicia, el servicio y la innovación. El alumno contará con la formación profesional y humana necesaria para desempeñarse eficientemente en hospitales, clínicas y centros privados de salud”, comenta el Lic. Guillermo Domínguez, Director de la carrera.“La orientación Materno Infantil le brinda al egresado un valor agregado de conocimiento para desempeñarse en las actividades de prevención y promoción materno – infanto – juvenil”, añadió el directivo.

La carrera tiene una duración de 3 años y, en el marco de la misma, se realizarán prácticas profesionales en el Hospital Privado de Niños de la Fundación Hospitalaria desde el primer año. Al mismo tiempo, el Instituto ARCIS mantiene acuerdos estratégicos con reconocidas entidades de la salud: Hospital Italiano, CEMIC y Hospital “Prof. Dr. Bernardo Houssay” de Vicente López, entre otras.

Nuestro país presenta un marcado déficit cuantitativo de enfermeros profesionales, lo cual amerita la apertura de nuevos espacios de formación en enfermería. Asimismo, existe también la necesidad imperiosa de mayor capacitación de profesionales orientada al segmento materno infantil. En este contexto, la carrera de enfermería dictada por el Instituto ARCIS persigue como principal objetivo contribuir a paliar dichos déficit.

Para informes e inscripción dirigirse a Deheza 2723, Ciudad de Buenos Aires, o bien comunicarse al 4703-5487 o a secretaria@arcis.org.ar

Carrera  de Enfermería con orientación Materno Infantil 2013. Instituto Arcis. CABA

Sobre ARCIS

Ver publicación completa »

Declaración de Santa Fe de Bogotá, año 1995

En 1995, se realizó en Bogotá la Conferencia Regional de las Américas convocada por la Asociación Colombiana de Facultades de Medicina (ASCOFAME), auspiciada por la WFME, la OMS/OPS, la FEPAFEM y la Asociación Latinoamericana de Facultades de Medicina (ALAFEM), en la que se reformularon, en concordancia con las prioridades latinoamericanas, las recomendaciones de la Cumbre Mundial de 1993 (ASCOFAME, 1995)

 Como resultado de la consolidación de los debates se difundió la “Declaración de Santa Fe de Bogotá”. Algunas de las cuestiones tratadas fueron: la interrelación y la necesidad de articulación entre la formación y los sistemas de salud y la búsqueda de la “Salud para Todos”; el crecimiento desproporcionado del número de escuelas (facultades) de medicina en Latinoamérica; los ámbitos de formación y los futuros escenarios de la práctica médica; la responsabilidad social de las facultades de medicina; el fortalecimiento del trabajo con el Estado; la colaboración por medio de la investigación, la docencia y la práctica, el desarrollo de modelos de atención que respondan a los principios de equidad, calidad y relevancia social y, la promoción de las acciones de cooperación nacional e internacional para el progreso de la educación médica

Ver publicación completa »

Declaración de Uruguay sobre Educación Médica, año 1994

DOCUMENTO

Las Facultades y Escuelas de Medicina y las asociaciones integradas en la Asociación Latinoamericana de Facultades y Escuelas de Medicina

(ALAFEM) y la Federación Panamericana de Asociaciones de Facultades

y Escuelas de Medicina (FEPAFEM), respectivamente, luego de un amplio debate en el marco del Encuentro Continental de Educación Médica, con la participación activa de centenares de educadores médicos, representantes de los servicios de salud y estudiantes de medicina,

Considerando: que las significativas transformaciones políticas y económicas, y especialmente la reforma del sector salud, iniciadas por la mayoría de los países del Continente no se han reflejado positivamente en el desarrollo de condiciones de vida de manera de promover con equidad mejoras en la situación de salud de nuestras poblaciones.

Y que en este mismo marco el médico y el equipo de salud vienen adoptando formas de ejercicios profesionales subordinadas a los mecanismos de mercado no aplicables directamente en el campo de la salud, con el agravante inaceptable de la segmentación social de la formación ajustada a diferencias del poder adquisitivo entre sectores sociales.

Conscientes: de la insuficiencia de los esfuerzos desarrollados por las diferentes entidades ligadas a la educación médica que no han producido cambios concretos de la posición de las escuelas frente a los desafíos provocados por la necesidad de salud, el agravamiento del cuadro social, y el desarrollo de nuevos conocimientos, tecnologías y procesos.

Expresan

Ver publicación completa »

Declaración de Edimburgo (1988)

En el marco de la Conferencia Mundial sobre Educación Médica de la Federación Mundial para Educación Médica patrocinada por:

Organización Mundial de la Salud

Fondo de las Naciones Unidad para la Infancia

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Ciudad de Edimburgo

Agencia Escocesa para el Desarrollo

Agosto de 1988

Declaración de Edimburgo

El objetivo de la educación médica es producir médicos que fomenten la salud de todas las personas, y ese objetivo no se está cumpliendo en muchos lugares a pesar del enorme progreso que se ha realizado durante este siglo en las ciencias biomédicas. El paciente debe poder esperar contar con un médico capacitado que sepa escuchar, sea observador cuidadoso, comunicador sensible y clínico eficiente; pero ya no es suficiente sólo tratar a algunos de los enfermos. Miles de personas sufren y mueren cada día de enfermedades que son prevenibles, curables o autoinfligidas y millones no tienen acceso rápido a ningún tipo de atención de la salud.

Estos defectos se han identificado hace mucho tiempo, pero los esfuerzos previos para introducir una mayor conciencia social en las facultades de medicina no han tenido particular éxito. Dichos hechos han producido una creciente inquietud en la educación médica acerca de la equidad en la atención de la salud, la prestación humanitaria de los servicios de salud y el costo para la sociedad.

Esta inquietud ha cobrado impulso a partir de debates nacionales y regionales en los que han participado grandes cantidades de individuos de varios niveles de educación médica y servicios de salud en la mayoría de los países del mundo, y ha sido el marcado foco de los informes que se prepararon posteriormente en las 6 regiones del mundo y que abordan las cuestiones básicas. También refleja las convicciones de un número creciente de médicos dedicados a la docencia y a la atención clínica, otros profesionales de la salud, estudiantes de medicina y el público en general. Las investigaciones científicas continúan produciendo  fructíferas recompensas; pero el hombre necesita más que solo la ciencia y son las necesidades de salud de la raza humana en general, y de toda la persona, lo que los educadores médicos deben afirmar.

Muchas mejoras se pueden lograr por medio de medidas tomadas en la escuela de medicina misma, a saber:

1. Ampliar la gama de entornos en los cuales se realizan los programas educativos

para incluir todos los recursos de salud de la comunidad, no sólo los hospitales.

2. Asegurar que el contenido de los programas de estudio refleje las prioridades nacionales de salud y la disponibilidad de los recursos accesibles.

Ver publicación completa »

Declaración de Alma – Ata (1978): diez puntos principales

En 1978 se realiza la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud, un evento de trascendencia histórica. Convocada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), contó con la presencia de 134 países, 67 orga nismos internacionales, y muchas organizaciones no gubernamentales.

La Declaración final de la Conferencia de Alma-Ata tenía 10 puntos principales,

resumidos a continuación.

I. La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y es un derecho humano fundamental. La consecución del nivel de salud más alto posible es un objetivo social prioritario en todo el mundo, que requiere de la

 acción de muchos sectores.

II. La desigualdad existente en la salud de las personas es inaceptable e involucra de manera común a todos los países.

III. El desarrollo económico y social es esencial para poder alcanzar la salud para todos, y la salud es esencial para el desarrollo sostenible y la paz en el mundo.

IV. Las personas tienen el derecho y el deber de participar en la planificación e implementación de su atención sanitaria.

V. Un objetivo principal de los gobiernos y la comunidad internacional debería ser la promoción, para todos los habitantes del mundo, en el año 2000, de un nivel de salud que les permitiera llevar una vida productiva social y económicamente. La atención primaria de salud (APS) es la clave para conseguir este objetivo.

Ver publicación completa »

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: