¿Explosión epidemiológica de la enfermedad celíaca?

En una reciente reunión científica, médicos y pacientes oyeron hablar por primera vez de una “explosión” epidemiológica de la enfermedad celíaca, un trastorno autoinmune que se produce por la intolerancia intestinal al gluten de los cereales. Aunque la explicación del término se basa en teorías e hipótesis aún en investigación, una revisión de los estudios recientes más sólidos confirma que cada 15 años se duplica la cantidad de personas que la padecen.

“Es una enfermedad con un fuerte componente familiar, en la que un agente externo, el gluten, termina generando una reacción de la inmunidad con daño en la mucosa del intestino. La genética y la inmunidad pueden cambiar en cientos o miles de años, pero no en 15 ni en 50 años. Entonces, habría que preguntarse qué factores ambientales tienen que ver con este aumento de la prevalencia”, señaló el profesor Julio Bai, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Gastroenterología Dr. C. Bonorino Udaondo.

Junto con el doctor Eduardo Mauriño y la licenciada Andrea González, Bai codirigió en esta ciudad el III Simposio Latinoamericano de la Enfermedad Celíaca, donde se presentaron los detalles de esta revisión de la literatura. La credibilidad de los trabajos elegidos reside en que sus autores no compararon estadísticas: analizaron muestras de sangre almacenadas en los 50 y 70 con aquellas obtenidas en el nuevo milenio.

Con técnicas más sensibles, equipos científicos de los Estados Unidos, Finlandia, Italia y Holanda pudieron hallar los anticuerpos de la enfermedad en una mayor cantidad de personas de lo que estaba registrado. Y, por sus características, los resultados se pueden aplicar a nuestra población.

“La enfermedad celíaca es uno de los trastornos crónicos más comunes en los países con población de origen europeo; afecta al 1 por ciento. A comienzos de los 90, un equipo de Italia inauguró una «era» de la epidemiología de la enfermedad. Con muestras de sangre de 17.201 estudiantes sanos, el equipo demostró que la enfermedad celíaca es más frecuente de lo que pensábamos y que la mayoría de los casos atípicos seguirán sin ser diagnosticados, a menos que se los busque mediante un análisis de sangre”, escribieron los doctores Alesio Fassano y Carlo Catassi en el boletín de la Organización Mundial de Gastroenterología.

Y con resultados de estudios similares ambos descubrieron un patrón común: cada 15 años se duplica la cantidad de personas celíacas.

En el número siguiente del mismo boletín, los doctores Bai y Edgardo Smecuol, también del Udaondo, escribieron: “Hace unas décadas, se consideraba que la enfermedad celíaca era un trastorno raro, principalmente porque el diagnóstico se regía por la existencia de síntomas gastrointestinales. Pero los últimos estudios epidemiológicos hallaron pruebas de que la creciente cantidad de pacientes celíacos detectados en el mundo demuestra un verdadero aumento de la prevalencia”.

El año pasado, en Nature Reviews: Gastroenterology and Hepatology, un equipo de Holanda reveló que la prevalencia mundial de la enfermedad celíaca en 1970 era del 0,03% y que en cuatro décadas había crecido al uno por ciento. Pero ¿ese aumento es porque hay más personas celíacas o la enfermedad se conoce más y se detecta mejor?

“Es una pregunta que hicieron en el mundo y ya se empezó a responder con investigaciones muy sólidas. En la Clínica Mayo, por ejemplo, el análisis de una de las usinas de datos más importante que tienen los Estados Unidos permitió encontrar que allí, en 50 años (desde 1950 hasta 2000), la enfermedad se quintuplicó objetivamente”, dijo Smecuol, de la Sección Intestino Delgado del Udaondo.

Junto con Fassano, del Centro para la Investigación de la Enfermedad Celíaca de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, Smecuol presentó este recorrido por las pruebas que respaldan esta “explosión” epidemiológica de la enfermedad celíaca. Otra de ellas llega desde Finlandia.

Allí, un equipo analizó dos poblaciones de la misma edad, pero una de 1978-2000 y otra de 2000-2003. En 20 años, las muestras de sangre de los 16.028 participantes revelaron que la prevalencia se había duplicado del 1 al 1,99 por ciento. “En los 80, los médicos clínicos habían diagnosticado sólo 2 celíacos en 8000 personas. En 2000, a 32 de 8028 -resumió el especialista del Udaondo sobre lo publicado en Alimentary Pharmacology & Therapeutics-. Pero cuando analizaron los anticuerpos en sangre de las muestras de ambos períodos, no sólo comprobaron que se habían duplicado los casos, sino que también identificaron más celíacos sin síntomas en 2000 que en 1980.”

Y cuando el equipo de Fassano y Catassi analizó muestras de sangre de 3515 habitantes del condado de Washington, en Maryland, Estados Unidos, comprobó que entre 1974 y 1989 se había duplicado la cantidad de celíacos. Mientras en los 70 la enfermedad afectaba a una de cada 501 personas, en los 90 la padecían una de cada 219 y en 2001, uno de cada 105 estadounidenses.

El mismo estudio demostró que la pérdida de esta tolerancia al gluten puede ocurrir en cualquier momento de la vida. “Consumimos granos mucho más ricos en gluten que los que comían hace 50 o 60 años -afirmó Bai-. Además, los chicos están expuestos más precozmente a esos granos porque la lactancia materna ya no dura tanto. Es probable que la suma de todos estos factores dé cuenta de por qué podría estar aumentando la prevalencia de la intolerancia al gluten.”

 

Jueves 20 de octubre de 2011 | Publicado en edición impresa

Por Fabiola Czubaj  | LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/1416201-ya-se-habla-de-una-explosion-de-celiacos

http://temasdeenfermeria.com.ar
temasdeenfermeria@live.com.ar
http://twitter.com/#!/temasdeenfermer
Twitter: @temasdeenfermer

Parásitos. Nuevo test para su detección.

 

      Strongyloides stercoralis larva

El Strongyloides stercoralis es un gusano diminuto y un invasor insidioso que prospera en áreas cálidas y húmedas: atraviesa la piel de quienes están en frecuente contacto con la tierra, ingresa en el torrente sanguíneo, llega a los pulmones y las vías respiratorias, y se reproduce en las paredes del intestino. En los chicos, estos parásitos, que casi no dan síntomas, causan desnutrición, anemia y retraso neurocognitivo.

En Orán, Salta, uno de cada cuatro pobladores está infectado por Strongyloides u otra variedadde geohelminto (parásito transmitido por el suelo).

El dato, de cuya precisión pueden dar fe los médicos del Instituto de Investigaciones en Enfermedades Tropicales de la Universidad de Salta y los antropólogos e infectólogos de la Fundación Mundo Sano, que trabajaron junto con científicos de la Global Network for Neglected Tropical Diseases, surge de un programa innovador de diagnóstico y tratamiento de las parasitosis que validó sobre el terreno una nueva herramienta para la detección de estos patógenos que prosperan donde faltan condiciones elementales de educación, vivienda digna y saneamiento.

Se trata de un test que los detecta con un simple análisis de sangre, en lugar del estudio de materia fecal que se utilizaba hasta ahora.

“En la prueba específica para el Strongyloides , la prevalencia que arrojaba el análisis coproparasitológico era de aproximadamente un 12%, y con el test sanguíneo [que detecta anticuerpos] aumentó al 30%, según datos preliminares”, afirma la doctora Eugenia Sacías, de la Fundación Mundo Sano.

Los resultados de este trabajo se presentan hoy en el Segundo Encuentro Nacional sobre Enfermedades Olvidadas y XVI Simposio Internacional sobre Control Epidemiológico de Enfermedades Transmitidas por Vectores, que organiza esta fundación y reúnen desde ayer a más de 600 investigadores en estos temas.

En el programa de Orán, se ensayó un nuevo enfoque, que consistió en diagnosticar y tratar a la mayor parte de la población. De alrededor de 2500 personas, fueron estudiadas y tratadas entre 1700 y 2000.

“Menos de diez rechazaron el tratamiento -cuenta Sacías-, que consistió en la administración de dos drogas, ivermectina y albendazol , que se administran una única vez y fueron cedidas gratuitamente por las compañías que las producen.”

Según la especialista, la información que existe sobre ésta y otras helmintiasis [parasitosis] muy frecuentes en el nordeste y noroeste del país es muy escasa. Los geohelmintosson parásitos que se transmiten por el contacto con la tierra o por la ingestión de agua contaminada. La Organización Panamericana de la Salud calcula que en América latina puede haber 26 millones de chicos en edad escolar expuestos a estas patologías, a pesar de que son prevenibles.

Entre las medidas que deberían ponerse en práctica, Socías menciona básicamente tres: saneamiento del medio ambiente para controlar la contaminación (por ejemplo, contar con agua segura y cloacas), educación y desparasitación de toda la comunidad en zonas de alta prevalencia.

“El problema es que con la intervención médica solamente no basta -dice-: si no cambian las condiciones del medio ambiente, inevitablemente hay reinfección.”

Según este trabajo, que combinó técnicas cualitativas de observación, elaboración de historias de vida y entrevistas en profundidad, en Orán casi la mitad de la población posee problemas de hacinamiento, vivienda precaria, falta de acceso al agua corriente, ausencia de baños y bajos ingresos.

En el Encuentro sobre Enfermedades Olvidadas, veterinarios, biólogos, médicos y antropólogos analizan acciones para la prevención y control del mal de Chagas, el dengue y el paludismo. Según informaciones oficiales, en los últimos tres años no hubo transmisión local de paludismo, y la del dengue se redujo en un 95%.

Viernes 21 de octubre de 2011 | Publicado en edición impresa

Por Nora Bär | LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/1416409-un-nuevo-test-mejora-la-deteccion-de-parasitos

http://temasdeenfermeria.com.ar
temasdeenfermeria@live.com.ar
http://twitter.com/#!/temasdeenfermer
Twitter: @temasdeenfermer

Componentes de un Protocolo (o Proyecto) de Investigación

Autora

Lic. Elina García

Metodología de la Investigación

Fase de Planificación

Componentes básicos de un Protocolo

  1.        CARÁTULA: nombre de la institución que respalda el trabajo, tipo de documento que se presenta (protocolo, informe de avance, informe final), título, nombre del autor o autores, nombre del Director de Tesis (si corresponde) y año de presentación.
  2.        TÍTULO: ni muy breve que lo transforme en información poco precisa, ni muy largo con detalles irrelevantes. No debe contener siglas o abreviaturas. Recordar que el título definitivo se elabora al final del trabajo.
  3.        INTRODUCCIÓN: comprende una descripción del estado de situación antes de comenzar la investigación y se trata de mostrar la RELEVANCIA del estudio que se va a realizar. Comprende:

      3.1.      Planteo del problema

      3.2.      Antecedentes del tema (marco teórico y revisión bibliográfica)

      3.3.      Definición del problema

       3.4.      Hipótesis (las investigaciones descriptivas no necesitan hipótesis explícitas)

      3.5.      Formulación de los objetivos

      3.6.      Delimitación de los propósitos

        4.        MATERIAL Y MÉTODOS (diseño metodológico) ¿Cómo se realizará el estudio? Debe demostrar la viabilidad y factibilidad de la realización, validez, confiabilidad y ética.

       4.1.      Tipo de investigación

       4.2.      Población y Muestra (tipo de muestreo)

       4.3.      Área de estudio

       4.4.      Consideraciones éticas

       4.5.      Procedimientos e instrumental

       4.6.      Variables en estudio (concepto y operacionalización)

       4.7.      Procesamiento y plan de análisis de datos.

       5.          CRONOGRAMA: actividades a realizar y tiempos previstos para su  ejecución

       6.          PRESUPUESTO: descripción de los recursos institucionales, humanos y materiales disponibles y una estimación de los necesarios para llevar a cabo el trabajo.

       7.          REFERENCIAS (según Estilo Vancouver)

      8.           BIBLIOGRAFÍA: documentos no citados en el texto; se consignan por orden alfabético y no se repiten los citados en las referencias.

      9.          ANEXOS: pertinentes al trabajo y numerados en secuencia lógica con el texto.

 La presentación escrita de todos los componentes de esta etapa constituye el Protocolo de Investigación.

“Programa de Coaching y Liderazgo” AECAF

Evento pasado     

 Sábado: 29 de octubre de 8:30 a 18 h.

Informes
AECAF
Av. Rivadavia 3518
Tel: [011] 4861-0602
atencion@aecaf.com.ar


Formulación de Marco Teórico en Informe de Investigación sobre PAE

Informe de Avance de Tesis de Maestría

(en fase de elaboración)

Autora: Lic. Elina Edith García

Diplomada en Educación Médica

Título

Conocimiento y Aplicación del Proceso Enfermero en Cursantes de Licenciatura en Enfermería  de la Escuela Superior de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. Olavarría /2011

1. INTRODUCCIÓN 

 Formulación del problema

Formulación de objetivos

Justificación

1.4. Exposición de antecedentes

Desde la perspectiva de los estudiantes y profesionales de enfermería y la aplicación del PAE  (1º)

(http://temasdeenfermeria.com.ar/?p=1462)

Desde la perspectiva de la institución de salud y Enfermería como disciplina científica (2º)

(http://temasdeenfermeria.com.ar/?p=1515)

Desde la perspectiva de la formación académica y aplicación del Proceso de Atención de Enfermería.

Modelos conceptuales y teorías aplicables al PAE  (3º)

(http://temasdeenfermeria.com.ar/?p=1529)

Procesos educativos y conocimiento del PAE  (4º)

http://temasdeenfermeria.com.ar/?p=1520

1.5. Modelo Conceptual de Enfermería aplicado al PAE

En la acepción que interesa para el estudio, podría definirse modelo como la representación simbólica de una realidad. Los modelos se desarrollan usando conceptos relacionados que sirven como eslabones para el desarrollo de teorías. Los modelos de enfermería son representaciones de la realidad de la práctica de enfermería. Representan los factores y supuestos básicos –salud, persona, entorno, enfermero-  implicados y la relación que guardan entre sí.

A partir de la década de los años 50 del siglo XX los teóricos de enfermería comienzan a desarrollar modelos conceptuales. Éstos pueden clasificarse según su centro de interés principal. Representan diferentes puntos de vista y explicaciones sobre la naturaleza de los objetivos y los métodos de enfermería, ya que parten de teorías distintas sobre la persona. Cada autor agrupa los modelos de acuerdo a su propio criterio. Suele basarse en el rol que la enfermería desempeña a la hora de prestar cuidados. Los modelos pueden dividirse en: (1) naturalistas; (2) de suplencia y ayuda y (3) de interrelación.

Virginia Henderson es una de las principales representantes del modelo de suplencia y ayuda.  El rol que la enfermería desempeña consiste en suplir o ayudar a realizar las acciones que la persona no puede llevar a cabo en un momento de su vida, acciones que preservan la vida, fomentando el autocuidado por parte de la persona.

La mayor parte del colectivo de profesionales de enfermería reconoce la importancia de los modelos conceptuales en el inicio y progreso del pensamiento teórico enfermero y se le atribuyen beneficios, algunos de los más relevantes y pertinentes al trabajo se comentan a continuación:

Ayudan a conectar la teoría con la práctica. Son el punto de partida para el desarrollo de teorías basadas en la investigación y para establecer la relación dialéctica entre teoría, investigación y práctica.

Son una guía para la práctica. Constituyen la base sistemática de conocimiento disciplinar para dirigir el PAE en todas sus etapas que sólo tienen significado profesional si están enmarcadas y guiadas por un modelo conceptual. Sin un modelo conceptual que lo sustente es un enfoque vacío condenado al fracaso (31) Al resaltar la globalidad y singularidad de la persona y el rol autónomo en la práctica profesional, el modelo conceptual guía al enfermero hacia cuidados integrales e individualizados y limita su atracción por aquellas actividades que no son de su competencia.

Son una guía para la formación de los futuros profesionales. La estructuración del programa educativo enmarcado en un modelo conceptual resulta muy beneficioso para el estudiante al clarificar cuál es la meta de la enfermería, quién es el receptor de los cuidados y cuál es la base de conocimientos y habilidades que deberán desarrollar para ejercer su misión al servicio de la comunidad (grupos, familias, personas)

Favorecen el logro de un mayor status profesional. Ponen énfasis en la autonomía, la responsabilidad, el control de la práctica y el uso de un cuerpo de conocimientos propios (teorías) para sustentarla.

Proporcionan un enfoque teórico para describir y explicar lo que hacen los profesionales de enfermería, predecir el resultado de sus actuaciones y explicitar las diferencias entre las acciones que ellos llevan a cabo y otras actividades similares llevadas a cabo por otros profesionales de la salud

Son el instrumento eficaz para el desarrollo de una actuación profesional más segura. Garantiza la congruencia y continuidad de los cuidados ya que permite unificar los objetivos del equipo de enfermería e identificar los recursos y habilidades necesarios para lograrlos.

Si bien se reconoce la importancia y los beneficios de la adopción de un modelo conceptual para la profesión de enfermería, en la realidad cotidiana de los distintos escenarios en los que se desempeña el profesional de enfermería, su adopción resulta compleja y dilatada en el tiempo, ya que en muchos casos entra en conflicto con los valores y creencias (asunciones) predominantes en la institución de salud y con el hábitus que se gesta de manera colectiva en la vida cotidiana de los servicios, sin ser el producto de ninguna acción organizada.

También es preciso reconocer que, si bien se toma como base el Modelo de Virginia Henderson hay algunas conceptualizaciones muy específicas (agente de autonomía asistida, diagnósticos de independencia, diagnósticos de dependencia, entre otras) que no son consideradas al momento de enseñar el PAE, ya que por su complejidad aumentarían las dificultades para su estudio y aplicación por parte del equipo docente y estudiantes.

Relación entre los conceptos fundamentales del Modelo de Virginia Henderson a las etapas del Proceso Enfermero. 

         Receptor de los cuidados  ———————-Valoración

                 Fuente de dificultad ———————–Diagnóstico

 Foco y modos de intervención ————————Planificación

                       Rol profesional————————-Ejecución

        Consecuencias esperadas————————-Evaluación 

Durante la etapa de Valoración, la conceptualización de receptor de los cuidados orienta acerca de la búsqueda de información sobre el estado de salud, la presencia de alteraciones, los factores de riesgo que atenten contra la salud y las posibilidades y recursos de las personas para atender sus problemas. Esta etapa supone recopilar la mayor cantidad de datos provenientes de la entrevista, la observación, el examen físico, las técnicas de exploración, las pruebas diagnósticas y la información aportada por el paciente, la familia y otros integrantes del equipo de salud.

El proceso de valoración comprende cuatro actuaciones estrechamente vinculadas: recolección de los datos, organización, validación y registro.

Los datos se organizan según dominios y clases de la Taxonomía NANDA y se basan en el Modelo de Virginia Henderson.  Siguiendo el pensamiento de Luis Rodrigo (31) se sustenta que hay algunos datos relevantes que Virginia Henderson no trata de forma explícita en su modelo y que es necesario incluir en la valoración de las necesidades humanas. Esta cuestión queda resuelta si se recopila la información siguiendo los Dominios y Clases de la Taxonomía NANDA.

Si bien se han adoptado distintas planillas para recopilar los datos de la valoración, en realidad no se ha podido aún realizar una investigación metodológica que permita validar un instrumento que ofrezca los interrogantes suficientes y necesarios para saber si un Dominio es funcional o disfuncional y, a partir de allí, si es disfuncional seguir realizando aquellas preguntas que nos orienten en función de los diagnósticos enfermeros aceptados por la Taxonomía de la NANDA para ese Dominio.

Se reciben cuestionamientos tanto de los estudiantes como de los usuarios del sistema de salud, ya que consideran que la entrevista es demasiado extensa para las energías disponibles, en particular sucede con las personas internadas.

Durante la etapa de Diagnóstico la fuente de dificultad es el elemento del modelo en el que se conceptualiza la causa u origen de los diagnósticos reales, potenciales, de promoción de la salud o de bienestar que presenta la persona cuidada y cuya resolución corresponde a la enfermera porque pertenece a su área de competencia. Este elemento del modelo proporciona los criterios necesarios para saber si hay o no desviación de las normas o estándares. Si la respuesta es negativa, finaliza la intervención enfermera; si es afirmativa permite agrupar indicios, hacer inferencias, interpretarlas, enunciar hipótesis provisionales y formular los enunciados diagnósticos.

Según NANDA un diagnóstico enfermero es un juicio clínico sobre las respuestas de un individuo, familia o comunidad a los problemas de salud -reales o potenciales- y a los procesos vitales. Proporciona los fundamentos para la selección de las intervenciones de enfermería necesarias para la consecución de los resultados que son responsabilidad de los enfermeros. Para elaborar el diagnóstico de enfermería, es indispensable el desarrollo del pensamiento crítico, ya que es preciso analizar la información obtenida durante la valoración y derivar de ella los problemas reales o potenciales de las personas. También implica la movilización de los recursos necesarios para el desarrollo de planes de cuidado ajustados a la realidad de cada contexto particular.

La etapa de Planificación del  proceso está guiada por el foco y modo de intervención, elementos que dirigen la fijación de prioridades, los objetivos / criterios de resultados para el receptor de los cuidados, la selección de intervenciones y la elección de las actividades susceptibles de modificar las fuentes de dificultad y la individualización de un plan de cuidados que responda a la situación específica de la persona. De esta manera, se espera que las intervenciones se planeen con el paciente y estén centradas en el abordaje de los problemas reales y/o potenciales.

Durante la etapa de Ejecución el elemento del modelo que sirve de guía es el  que describe el rol profesional. Desde el marco de su rol, el enfermero decide quién y de qué forma deberá llevar a cabo las actividades planificadas, poniendo énfasis en el protagonismo de la persona y la familia en la toma de decisiones y la participación en sus cuidados.

Es la realización de las acciones de cuidado de enfermería para el logro de los objetivos, con base en los principios científicos y las normas de actuación para la ejecución de los procesos y procedimientos. No implica la puesta en práctica de actividades rutinarias, sino un proceso analítico y reflexivo y la toma de decisiones en torno a los objetivos propuestos. De igual forma, se tiene en cuenta la notificación de contingencias derivadas de las intervenciones y el registro detallado y técnico de la ejecución.

Durante la etapa de Evaluación el elemento del modelo que hace referencia a las consecuencias esperadas determina los datos objetivos y subjetivos necesarios para valorar el estado de salud del receptor de los cuidados, en respuesta a la actuación enfermera, lo que permite determinar el grado de consecución de los objetivos / criterios de resultados y el curso de las actuaciones posteriores.

Referencia bibliográfica

(31)  Luis Rodrigo MT, Fernández Ferrín C, Navarro Gómez, MV. De la teoría a la práctica: el pensamiento de Virginia Henderson en el siglo XXI. 3ra “ed”. Barcelona: Masson; 2005 (reimpresión 2007)

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: